Login
The Progression of Parkinson's Disease

¿Cómo avanza el Parkinson?

El Parkinson se desarrolla de forma muy lenta y gradual. Antes de la aparición de los síntomas típicos del Parkinson, como los temblores, la rigidez muscular, la lentitud de movimiento y la dificultad para andar, algunas personas pueden sufrir otros síntomas como pérdida del olfato, ansiedad, problemas de estado de ánimo, dolor, sudor excesivo o cambios de la presión sanguínea.

Debido a esto, a la gente le resulta muy difícil saber cuándo ha empezado exactamente la enfermedad de Parkinson. En las fases más tardías de la enfermedad, algunos pacientes pueden desarrollar demencia, lo que significa que tendrán dificultades a la hora de concentrarse y se volverán muy olvidadizos.

El motivo por el cual fallan las células que crean la dopamina y acaban muriendo no se conoce totalmente. Lo que pasa con estas células es que empiezan por acumular proteínas defectuosas en su interior.

Al acumularse estas proteínas defectuosas en el interior de las células, se pegan entre sí y forman pequeñas masas llamadas cuerpos de Lewy. Para impedir que se formen más masas de proteínas dentro de ellas, las células cerebrales afectadas por los cuerpos de Lewy dejan de fabricar las proteínas que necesitan para funcionar.

El Parkinson es una enfermedad de origen desconocido, aunque se conocen factores genéticos que pueden favorecer el desarrollo de la enfermedad. Pero no todo se debe a los genes.

La exposición a otros factores externos como pesticidas o ciertas bacterias en el intestino puede ser lo que acabe activando la enfermedad en quienes tengan una predisposición genética.